10 consejos para cuidar tu salud mental

Dt: 25 / Junio / 2020 / Tx: Silvia Arévalo

En años recientes, el tema de la salud mental ha tenido más reconocimiento y apoyo, comparado con épocas anteriores. Antes era muy juzgado o pasado por alto, por lo cual muchas personas no buscaron ayuda en su momento. ¿Cómo salir del miedo de hablar de nuestras emociones y pensamientos? ¿Cómo cuidar la salud de problemas que no se ven a primera vista, pero pueden afectar a largo plazo? 

 

Tómate un descanso

Sí, aunque seas una persona súper activa, necesitas tomar un descanso. Del trabajo, de las preocupaciones, de todo. La mente se llena de presión y preocupaciones, es justo darle un break para que pueda retomar la motivación. Puede ser con unas vacaciones, leyendo un libro, escuchando música, haciendo un postre, ¡lo que te relaje! 

 

Aliméntate de manera adecuada

A veces es complicado, sobre todo cuando nuestro estilo de vida es muy rápido, pero es necesario comer sanamente. Nuestro cuerpo necesita nutrientes, no comer o ingerir alimentos cero nutritivos puede ser contraproducente para la felicidad. 

 

Mantente activo

Haz ejercicio. El que más te guste, pero al menos 30 minutos al día. Caminar, correr, indoor cycling, yoga, ¡baile! Que tu cuerpo no se quede todo el día quieto. 

 

Habla de tus sentimientos 

Sabemos que no es fácil. Pero expresar lo que sentimos quita una carga pesada de nuestros hombros. Acércate a una persona de confianza para compartir tus sentimientos y tal vez recibir algunos consejos. Pero desahógate, no lo guardes. 

 

Aprende a lidiar con el estrés

Puede parecer fácil, pero es más sencillo decirlo que hacerlo. Lamentablemente, el estrés es una fuente de muchos problemas para la salud (físicos y mentales). Algunas actividades que ayudan a controlarlo son el ejercicio y la meditación. Aprende a reconocer las señales de tu cuerpo cuando el estrés es demasiado. 

 


 

Rompe la rutina

Hacer lo mismo todos los días puede convertirse en algo tan monótono que la mente se ve afectada. Trata de variar tu rutina. No tiene que ser de manera drástica, pero los pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia. 

 

Silencia tu mente 

Cuando los pensamientos son demasiados, cuando te sientes agobiado y piensas de más las cosas, es el momento de apagar un poco el ruido. La música y la meditación ayudan muchísimo, busca algo en lo que concentrar tu atención que deje todo lo demás oculto por un momento.

 

Haz cosas que disfrutes 

Esas actividades que te hacen feliz, ¡no las dejes ir! También aquellas en las que eres bueno ayudan a nutrir tu mente. Inspírate, experimenta, aprende cosas nuevas, atrévete a hacer algo distinto. 

 

No te aisles 

A veces parece la mejor respuesta, pero no lo es. Cuesta trabajo, sí, pero te aseguramos que estar en contacto con otros te puede hacer sentir mejor. Ahorita tal vez no pueda ser en persona, pero una videollamada o un mensaje es suficiente. Pregúntale a tus seres queridos cómo están, a tus amigos qué han hecho, etc. 

 

Busca ayuda

No sientas pena. Peor es pensar que ir al psicólogo está mal. Es algo bueno que, si somos sinceros, la mayoría de las personas deberíamos hacer. Cuando te sientas al borde, busca ayuda de un profesional. No te dejes caer. No estás solo.

 

MAYO 2020