Recomendaciones para diseñar tu habitación y mejorar tus horas de sueño

Dt: 11 / Mayo / 2020 / Tx: Silvia Arévalo

 

La habitación personal es una de las áreas más importantes de casa, puesto que es el espacio en el cual nos relajamos y descansamos. Por ello, es vital que el diseño de esta zona ayude a mejorar las noches de sueño, facilitando el confort. Las rutinas antes de dormir son casi rituales, ya sea que leas algo o te pongas una mascarilla, forman parte de un momento especial del día. 

 

Un espacio ideal te hace sentir bien, está lleno de positividad y ambiente calmante. Si quieres saber cómo lograr esto en tu habitación, te compartimos algunos consejos que harán de ese lugar tu favorito. Por muy sencillos que parezcan, harán una gran diferencia. 

 

Elige un colchón de calidad 

Puede parecer obvio, pero es la parte más importante de toda la habitación. De este depende mucho si realmente descansas cuando duermes, si tienes dolores de espalda o no, qué tan rápido te relajas, y mucho más. Lo ideal es que hagas una buena inversión, no necesariamente hablando de costo, sino que este cumpla con tus necesidades. ¿Prefieres un colchón más firme o más suave? 

 

¿Cómo son tus sábanas? 

Lo más aconsejable es que estas ayuden a que tengas la temperatura perfecta al dormir, por lo que dependerá de si usas aire acondicionado, ventilador o nada. Puedes tener un edredón para cubrir tu cama pero no necesariamente para taparte con este. Considera la suavidad de las telas y los tamaños. 

 


 

La iluminación es importante 

Cuando duermes, ¿hay luz que te molesta? Busca cortinas que realmente oscurezcan cualquier luz que entra del exterior, pero que durante el día permitan que entre buena iluminación. 

Además, preocúpate por las lámparas y los focos. Idealmente, debes tener una luz principal que ilumine toda la habitación, pero también es recomendable tener una lámpara junto a tu cama, para que sea la única luz prendida mientras haces tu rutina de noche. 

 

Tu paleta de color ideal 

La ideal… pero no nos referimos a tus colores favoritos para casa, sino a aquellos que te hacen sentir más cómodo y relajado. Por lo general, las personas optan por paletas de neutros y claros, pero lo que funcione para ti es lo perfecto (puede ser un tono oscuro). Te recomendamos que no elijas tonos muy vibrantes, porque esa energía puede impedir que descanses por completo. 

 

Incorpora aromas relajantes

Incienso, difusores, aromatizantes, velas, aceites… hay varias opciones. Es muy relajante tener un aroma que disfrutes y te ayude a calmarte. Hay algunos más relajantes que otros, como la lavanda o el jazmín, pero también los cítricos son buenos. Incluso puedes escogerlos por temporada, como la manzana canela para el invierno. 

 


 

Declutter 

Si tienes muchísimas cosas en tu habitación, es posible que todo ese acumulamiento provoque incomodidad o estrés -aunque no te des cuenta-. Haz una limpieza a profundidad, en la cual saques todo lo que no necesites, desde ropa y accesorios, hasta adornos, libros, revistas, ¡todo! Evita tener montañas de objetos. 

 

Balance en tamaño 

La cama es el centro de atención en la habitación, pero no significa que debe ser tan grande como para ocupar la mayoría del espacio. El tamaño de esta debe estar equilibrado con tus otros muebles -mesa de noche, algún sofá, tocador, clóset, etc.-. También, cuando hay balance y simetría todo es mejor, entonces al acomodar no pierdas de vista estos dos conceptos.

 

 

MAYO 2020